Equinox Fin de Semana

Notas de Felix Obes Fleurquin y del Semanario Equinox Fin de Semana de Uruguay

Thursday, January 15, 2009

Una noche de verano cualquiera


Una noche de verano cualquiera






Todos los lectores saben ya, no es novedad, que este año, al menos hasta que lleguen las elecciones y tengamos -¿por qué?- tomar partido por un modelo de país o por otro, por una forma de vida o por otra, por una manera de ver al mundo diferente a la del otro, estoy evitando el tema político porque sé que es una espina molesta y odiosa que nos va a separar en partidos y filosofías, en ideas, en ideologías y que, inevitablemente, traerá el fastidio de tener que decir algo que duela -¿será necesario, se cae el país por esa diferencia o realmente a todos los que votaremos o no, son o no iguales en su ánimo predatorio?- de opinar y lastimar al otro cuando no queremos hacerlo, pero que, en forma lamentable, es una mala práctica que nos lleva a cada período de cuatro años en que cambiamos un mal administrador de la riqueza nacional por otro mal administrador de la vereda de enfrente.

Ustedes me han leído hablando mal y bien del gobierno blanco, del colorado y del frentista; realmente ninguno de ellos nos ha hecho más ricos ni más felices, ni ninguno de los que han pasado por los once años de Equinox y por esos años en que he metido mi opinión personal como editorial en esto, ha solucionado los problemas del país.

Todo ha sido una sucesión frustrante de planes, de programas, de gobiernos, de ideas que no fueron bien manejadas pese a la buena voluntad de todos los gobiernos que soportamos en estos once años en línea. Sean honestos, díganme si han quedado conformes con alguno de ellos, si realmente -dejando de lado algunos aciertos de uno u otro gobierno, alguna pegada, alguna cosa que salió bien de carambola- ustedes realmente creen que han tenido un gobierno que ha representado nuestros intereses, los de la gente de a pie, de los que pagamos impuestos cada vez más altos.

Yo creo que no, que no estamos conformes.

Yo personalmente voté a todos, a cada una de las opciones del menú. No creyéndole a ninguno les di -les dimos- la oportunidad a todos ellos y todos, sucesivamente, nos demostraron su natural incapacidad y, repito, admito algunos aciertos y cosas buenas del actual y de los anteriores gobiernos. Pero lo básico es que en estos once años que escribo y que leen con amabilidad y paciencia, ninguno de nosotros, con la mano en el corazón, puede decir que hemos sido escuchados y estamos conformes.

¿No es así?

Ustedes saben que tengo razón, que hemos sido engañados por el sistema, que no han bajado ni los impuestos ni las tarifas de los monopolios que nos estrangulan; y sabemos que eso no es un acto de maldad de este gobierno, sino una política básica de todos, que los impuestos que pagamos de más en éste, igualan, en cierta forma, a los abusos de los anteriores porque todos ellos son generadores de latrocinio, porque los abusos de este gobierno no son más que extensiones de los abusos de los anteriores, porque la verdad es que la clase política que integra todos estos partidos -blanco, colorado, frentista- es una clonación de sí misma, hecha a la medida para sacarle dinero al contribuyente.

Un ejemplo: la maldad del IRPF, ¿en qué se diferencia de la alevosía del COFIS o del impuesto de primaria? El mal no está en el partido de gobierno sino en el sistema, en la forma de ver al mundo. Y todos han hecho lo mismo y lo seguirán haciendo aunque cambiemos de partido de gobierno, porque todos ellos, el sistema político del país, está corrupto de estatismo y saqueo al ciudadano.

Son cosas que pienso una noche de verano como ésta cuando, escribiendo mi columna, sé que tengo que hacerla con sinceridad y honestidad, esas cosas que los que sólo ven su mundo, desde su punto de vista, jamás podrán entender.

Arrancó un año electoral y a los que escribimos se nos va a pedir que digamos algo que oriente a la opinión. Se nos va a exigir que quedemos bien con todos, que tengamos color o partido y no, yo no tengo ni color ni partido y, francamente, todos me decepcionan porque todos los discursos son vacíos, huecos, viejos, aburridos, repetidos y sé que todos son intelectualmente pobres y vacíos de originalidad, aunque ni lo sepan ni lo crean.

Obviamente, llegado el momento del voto habrá que votar y espero que esta vez no tenga que votar con desgano al menos malo de los proyectos, según mi punto de vista y espero que en el tiempo que queda hasta las elecciones, alguno de los que compiten por el poder y por el reparto de los cargos y beneficios que éste implica, nos dé algo más que la cháchara repetida y machacona que todos repiten y que sólo los incondicionales -¡Dios nos libre de los incondicionales de cualquier asunto porque ellos, que no exigen racionalidad, son los que mantienen vivo el esquema de depredación del contribuyente!- que nos dé alguna idea realmente revolucionaria para que el acto de elegir un gobierno no sea un trámite gris y vacío de verdaderas esperanzas.

No hablo de nosotros los veteranos, los adultos mayores -¿por no decir viejos, que no es políticamente correcto?- que votamos muchas veces dentro de un esquema preconcebido y muchas veces automático, que recordamos líderes que vimos en vida, que muchos fueron buenos en su momento. Hablo de los jóvenes, esos que se nos van cada día y que desperdigamos por la faz de la Tierra con despreocupación suicida; de ellos que merecen una propuesta nueva y que, seamos honestos, no la tienen.

En esta noche de verano, por ahora sin más que opinar, les envío un abrazo.

Félix Obes Fleurquin
felixobes@gmail.com

2 Comments:

  • At 1/16/2009 5:48 PM, Anonymous Anonymous said…

    ¿que pasó viejo? ni una puteada, ni un insulto al gobierno de turno ni a los funcionarios del estado, jajaja
    ¿es la nueva versión del Bocha 2009 Reloaded?

    Bueno, igual se lo nota feliz con su nueva nieta, felicitaciones y buen año

    El Contra

     
  • At 1/16/2009 7:18 PM, Blogger bocha said…

    Si, las cosas cambian man, uno ve que el gobierno de hoy es producto de la imbecilidad natural del uruguayo, como todos. Feliz Año

     

Post a Comment

<< Home