Equinox Fin de Semana

Notas de Felix Obes Fleurquin y del Semanario Equinox Fin de Semana de Uruguay

Wednesday, February 08, 2006

EL DERECHO A TOMARLE EL PELO A DIOS


HOY, TODOS SOMOS DANESES


Unas líneas sobre este episodio en lo que queda de un Islam que desde las invasiones turcas se barbarizó y perdió el esplendor que tuvo antes de éstas; un mundo simultáneo al nuestro pero que vive su Edad Media sin haber pasado por un Renacimiento y la liberación de la sociedad civil de la Iglesia y que ataca los fundamentos mismos de nuestra cultura.

El pensamiento individualista, que es nuestro mayor logro desde que reiteradamente rechazamos vivir en colmena, en majada o en jauría como los totalitarismos han intentado hacernos vivir con sus generalizaciones y prohibiciones masivas, está bajo ataque de un mundo opuesto al nuestro, totalmente diferente y con el que los puntos de contacto son tan tenues como los que podemos tener con los jíbaros, salvo que por tener petróleo, han podido meter desde su Año 1000 una cuña en nuestro Tercer Milenio.

En una civilización que ha dejado atrás su dependencia de dioses y oráculos, es un derecho de cada uno de criticar y caricaturizar a Dios, a Mahoma o a Mongo sin que esto implique un ataque a la idea de ningún creyente, ya que ese creyente tiene el derecho de no leer esa opinión y pasar la página, ya que salvo que sea un fanático intolerante y pretenda que esa opinión sea censurada. Por eso las sociedades más avanzadas son aquellas en que las iglesias cumplen su rol separadamente del estado y donde ser o no ser religioso -o anti- es una opción de vida como ser hetero u homosexual, de Peñarol o de Nacional, fans de los Beatles o de Raphael, donde cada uno es lo que quiere. Que desde un rincón del mundo un grupo de enfermos de odio al "otro" intenten dictarnos qué debemos hacer o no, es de una insolencia tal que debería ser respondida con firmeza por cada estrato de la sociedad ya que se está tratando de hacernos volver literalmente a la Edad Media.

Por eso, damos nuestro apoyo oficial a todos aquellos medios que ahora ya no importa si inoportunamente o no publicaron esas caricaturas que para mí son totalmente inofensivas y las distribuimos y publicamos porque se nos da la gana como individuos y liberales hacer esto, porque es parte de nuestra libertad hacerlo.

Punto.

Nos vemos.
Félix Obes Fleurquin

2 Comments:

Post a Comment

<< Home